Las Colinas

Residential Resort, Hotel and Villas 

El lugar emerge entre el entorno construido como un ‘oasis verde' y el proyecto residencial se propone que así siga percibiéndose. Los jardines invitan al descanso con estrategias sensoriales que incorporan el agua, la plástica de las visuales, los olores y los colores de la vegetación. El entorno natural es el protagonista del espacio integrando y jerarquizando las partes del programa a distintas alturas de la ladera. Las construcciones se funden con la vegetación y se adaptan a la pendiente para aprovechar las mejores vistas y orientaciones. En todos los casos se ha procurado difuminar los límites entre el interior y el exterior, aunque siempre con alternativas técnicas, funcionales y viables a su necesidad.

En la parte más alta de la colina, preservando su intimidad, se sitúan el hotel y los apartamentos. La concatenación de patios y estancias abiertas al paisaje estructura el paso de las zonas comunes a las privadas, sumando el disfrute de la riqueza y la calidad espacial al descanso. Por debajo de la cota del hotel se sitúa el Spa, escalonado en tres niveles y orientado a las mejores vistas. En la parte intermedia de la ladera, hasta el encuentro con la edificación existente, se disponen villas y apartamentos intensificando la proporción de los espacios verdes que las rodean, y ampliando su percepción con la disposición de cubiertas ecológicas en estas construcciones.

Dentro del conjunto de Las Colinas se proyecta un conjunto de villas unifamiliares que, al igual que ocurre en el resto del conjunto, se ven muy influenciadas por la fuerte topografía existente. Se utilizan dos conceptos claros para su diseño, en primer lugar, la excelente climatología anual hace especial el estudio de la relación entre el exterior y el interior de la vivienda. Desde el interior de la vivienda (espacio habitable) hasta el exterior (vistas direccionales, panorámicas o focales), se establece una gradación progresiva que ofrece al habitante distintas experiencias espaciales. Las texturas escogidas refuerzan esta transición, especialmente en solados donde se produce el paso desde piedras naturales del interior hasta la tierra vegetal de jardines y piscinas exteriores.

En segundo lugar se estudia la organización espacial de una vivienda que por su escala ha de compatibilizar la pequeña escala propia del residente habitual con la gran escala necesaria para albergar un elevado y temporal número de habitantes. La compacta geometría exterior resultante se vacía interiormente generando recorridos internos y conexiones visuales con el paisaje.

El hotel está situado en la parte más alta de una colina, rodeado de espacios verdes naturales que lo aíslan del resto de urbanizaciones y se funden con la construcción para mitigar su impacto en el paisaje. Los jardines se han integrado como parte esencial del diseño arquitectónico, difuminándose los límites entre el interior y el exterior de las estancias con cerramientos abatibles. 

El edificio principal de espacios comunes y habitaciones destaca por su diseño de líneas depuradas y paredes de piedra. La concatenación de patios y estancias abiertas al paisaje estructura el paso de las zonas comunes a las privadas, sumando el disfrute de la riqueza y la calidad espacial al descanso. Hay diferentes tipos de habitaciones, para diversificar la oferta de alojamiento, pero todas tienen una terraza al exterior con vistas panorámicas. El conjunto se completa con apartamentos, también gestionados por el hotel, situados en las laderas que lo rodean, salvo en su lado norte, y por debajo del edificio principal para no interferir en sus vistas.

Benahavis, Málaga

Hotel: 11.925 m²

Apartahotel: 9.145 m²

Apartamentos Turísticos: 11.503 m²

Villas: entre 480 y 750 m²

2, 3 y 4 plantas

2005


Información de Contacto
Paseo de la Castellana 151
28046 Madrid, España

email: info@rwa.es
teléfono: +34 915 718 330

                 

© Copyright 2020 RWA- Todos los derechos reservados

instagram

facebook